Consejos para automatizar los procesos ERP de las PYMES

Debido a los altos requisitos de un ERP y a la percepción del riesgo al establecerlo, los propietarios de pequeñas empresas a menudo piensan que un ERP sólo es adecuado para las grandes empresas.

Sin embargo, si una empresa pequeña quiere medirse con grandes empresas, es necesario tener más en cuenta una solución ERP. A continuación, puede encontrar varios consejos que le ayudarán a automatizar los procesos ERP:

ERP a pequeña escala

Lo bueno de un ERP es que es escalable. La esencia del ERP se centra en el proceso. Independientemente del tamaño del negocio, se inician procesos para realizar y entregar el trabajo. Un ERP permite a cualquier empresa analizar, construir e implementar procesos que automaticen los flujos de trabajo de rutina y las aplicaciones de administración de relaciones con los clientes.

Las aplicaciones para un ERP funcionan desde la gestión del flujo de trabajo hasta las actualizaciones tecnológicas. Esto permite que el personal calificado y valioso, concentre su capacidad intelectual en tareas de nivel superior que satisfagan mejor las necesidades del cliente.

El ERP no tiene por qué abarcar todos los aspectos de la empresa. De hecho, es posible que sea mejor si no se hace. Los procesos se deben actualizar periódicamente para ajustar los cambios del negocio al igual que la tecnología.

ERP para el crecimiento

Un plan de recursos empresariales bien elaborado comienza con un sólido plan de negocios, según SCORE, organización que recluta a miles de ejecutivos empresariales para asesorar a emprendedores que comienzan sus propias empresas. El plan de negocio identifica los activos y retos desde el punto de partida y pasos que conducen a su visión de éxito. A menudo, el éxito sigue siendo pequeño, sirviendo a un nicho de mercado. En el momento en que se contrata personal, los procesos de negocio se expanden y deben guiar su desempeño de las tareas asignadas.

Decidir que automatizar

La parte crucial de cualquier iniciativa ERP es determinar lo que será automatizado, antes de determinar cómo o quién. Estas son algunas opciones:

  • Marketing: la automatización del marketing se puede hacer a través de programas como Hootsuite, Buffer o Okotopost.
  • Inventario y punto de venta: un punto de venta fácil de usar ayuda a su personal a mantener un seguimiento de lo que hay en el inventario y quién compra qué. Los buenos también hacen seguimiento de la información del cliente para usarla con fines de marketing para ejecutar campañas publicitarias.
  • Servicio al cliente y soporte: siempre requieren contacto humano, pero mucho de ese trabajo se puede automatizar, como las preguntas frecuentes.
  • Recursos humanos: la gestión de personas debe ser personal. Sin embargo, algunas tareas pueden ser automatizadas, como los procesos de contratación, solicitudes de tiempo libre, programación de turnos, etc.

El proceso de automatización

Una vez identificado lo que será automatizado, es hora de desarrollar cómo se automatizará y quién será responsable de ello.

Debido a que la mayor parte de los procesos de una empresa no se componen de tareas únicas, se pueden identificar aquellas partes que se puedan estandarizar y repetir de manera coherente.

Se debe asegurar de seguir los siguientes 5 pasos al configurar un ERP:

  1. Estandarizar y documentar las tareas repetidas.
  2. Identificar e implementar el software para la automatización.
  3. Centrarse en automatizar procesos que tengan un alto retorno de la inversión.
  4. Garantizar una financiación adecuada.
  5. Contratar ayuda externa.

Un ERP no solucionará todos los problemas de su empresa, pero resaltará desafíos y oportunidades. Esto permitirá que los empleados puedan emplear su tiempo de manera más eficiente y hacer crecer su negocio. Después de todo, el crecimiento gestionado de forma inteligente es el único crecimiento que desea una empresa pequeña.

Comparte este contenido:

Deja tu comentario: